'El Diluvio', la prensa y la Segunda República // ‘El Diluvio’, sin leyenda negra