Memorias de luz y niebla // El ‘establishment’ desde dentro