¡Vergüenza! El escándalo de las residencia // Residencias: modelo fallido

  • El poder de la revista está en TUS manos. Súmate a este proyecto cooperativo.

    Inicia tu sesión   o   Suscríbete

  • ¡Vergüenza! 
    El escándalo de las residencias

    Manuel Rico
    Planeta, 2021
    412 páginas
    18,90 euros

    Una minuciosa investigación periodística sobre lo ocurrido en los centros de mayores durante la pandemia.

    Los datos oficiales cifran en 30.000 las personas fallecidas en las residencias de mayores a causa de la covid-19. Lo más probable es que sean 15.000 más, pues en las primeras semanas de la pandemia muchos residentes murieron sin que se les hiciera la prueba correspondiente. Manuel Rico, abogado y periodista de investigación de Infolibre, revela en este magnífico trabajo lo sucedido en aquella primavera de 2002, las grietas del modelo de residencias, quienes manejan el negocio y por qué las administraciones se lavaron las manos a la hora de proteger a los mayores.

    Sostiene Rico que los residentes en geriátricos sufrieron una doble discriminación: por su edad y por el lugar en el que vivían, dos circunstancias determinantes para excluirlos de la atención sanitaria a la que tenían derecho. En el mejor de los casos, afirma el autor, “el sistema permaneció noqueado, y en el peor colaboró activamente en la mayor violación de los derechos humanos de un colectivo en las últimas siete décadas de la historia de España”.

    Avanza lo privado: Casi el 90% de los hogares de ancianos están ya fuera del control público

    Uno de los capítulos más interesantes del libro es el dedicado a relatar cómo los centros de mayores han quedado casi por completo fuera del control del Estado gracias al proceso de privatización iniciado en 1989, con el PSOE en el Gobierno. El 89% de las residencias están hoy en manos de empresas privadas, a menudo propiedad de fondos de inversión y de multinacionales que acaparan una parte cada vez mayor de los fondos públicos con que se financian los hogares. Un dato basta para ilustrar la escandalosa inhibicion de la Administración en los cuidados de los mayores: España solo cuenta con 200 inspectores para supervisar 5.200 centros. 

    No hay solo denuncia en este libro. El capítulo final abre un debate sobre el futuro del sector e incluye numerosas propuestas para avanzar hacia un sistema que trate dignamente a las personas en sus últimos años de vida.

    Este artículo sólo es posible con tu colaboración.
    Haz una donación
    Otros artículos de este número: