La previsión económica como literatura fantástica