ordenadores

  • La pandemia acelera la tendencia a la digitalización de la sociedad y de las empresas. Al menos, la idea de que hay que subirse al tren surge en cualquier debate empresarial o sindical. Pero la proporción de la formación programada por empresas relacionada con las nuevas tecnologías es muy baja: capta  al 3% de todos los participantes.

    Lo digital y lo político están cada vez más mezclados. La cuestión a dirimir es si la sociedad tendrá que adaptarse a las condiciones que impongan los gigantes de la red.

    El típex y los álbumes físicos de fotos han desaparecido con pasmosa naturalidad. Otros cambios serán más difíciles de asumir.

    Por (Economista y profesor de la UAB)
    Diciembre 2020

    Llevamos meses adictos a las pantallas. En este confinamiento las pantallas y las telecomunicaciones nos han ayudado a pasar el tiempo y nos han permitido mantener un cierto nivel de relación con gente que estaba lejos.

    Los hábitos sostenibles van imponiéndose poco a poco en la oficina. Usar responsablemente y reciclar los móviles, los ordenadores, el papel y otros materiales ayudan a salvar el planeta desde nuestro lugar de trabajo.

    Algunos de los objetos fabricados por el humano que más contaminan se encuentran  en el lugar de trabajo. Ordenadores, teléfonos, fotocopiadoras, papel… también son productos que pueden consumirse de manera responsable y reciclarse fácilmente con sólo tomar conciencia de la importancia de (...)

    Los ordenadores no son precisamente productos respetuosos con el medio ambiente. Consumen mucha energía, contienen materiales tóxicos y su precio de segunda mano suele ser escaso. Lo bueno es que pueden reciclarse junto a sus accessorios más habituales, entre ellos los cartuchos de tinta o las baterías. Usarlos de manera responsable es fácil si se siguen las recomendaciones de los expertos.