De las calles del Bronx al Capitolio

  • Septiembre 2020
    Alexandria Ocasio-Cortez, en momento del documental.

    El documental A la conquista del Congreso relata el camino de cuatro mujeres hacia lo más alto de la política estadounidense.

    A menudo, para que una persona triunfe deben intentarlo cien. Alexandria Ocasio-Cortez lo intentó con todas sus fuerzas y, a diferencia de las demás 99, lo logró. Casi por azar su vida dio un giro de 180 grados cuando fue elegida candidata al Congreso de EE UU por el distrito 14 de Nueva York y, posteriormente, logró el escaño. Ni siquiera había soñado con ello, pero un buen día decidió dar un paso adelante y plantar cara al líder demócrata Joseph Crowley, que llevaba más de 14 años de mandato a sus espaldas como representante neoyorquino. Para su rupturista candidatura, Crowley personificaba un viciado sistema que claramente beneficiaba a la clase dirigente y que estaba poniendo trabas a cualquier avance de la clase obrera.

    AOC, como también se la conoce, irrumpió en la escena política con apenas 27 años, desde su barrio natal del Bronx, ejerciendo de camarera y con un pasado familiar condicionado económicamente por la muerte de su padre. Ocasio-Cortez supuso una bocanada de aire fresco en la política neoyorquina, acuñando discursos que apelaban a las emociones desde las diferencias de clase social, alejándose del histórico bipartidismo de izquierda-derecha. Esta ha sido una de las claves de su victoria, ahora narrada en el documental A la conquista del Congreso, de Rachel Lears, disponible en Netflix. Con alegatos en los que ella misma se identifica con la clase trabajadora, Ocasio-Cortez se ha ido posicionando al lado de los más desfavorecidos o de aquellos que, a pesar de batallar y esforzarse en su día a día para labrarse un futuro mejor, no consiguen vivir dignamente en una de las ciudades más importantes del mundo. Asimismo, se ha erigido en portavoz de demandas ya anteriormente defendidas por colectivos progresistas como la sanidad universal, el acceso a una universidad pública y gratuita y políticas de control de las armas de fuego, entre otras.

    Alexandria Ocasio-Cortez representa otra forma de hacer política

    Su inesperado e indiscutible éxito en las urnas la convirtió en la mujer más joven elegida en el Congreso en la historia de Estados Unidos.  Es un camino hacia Washington en el que también lucharon Amy Vilela, Cori Bush y Paula Jean Swearengin, las otras tres protagonistas de A la conquista del Congreso, aunque en esta ocasión sin obtener el tan ansiado escaño. Todas ellas ayudan a comprender el intrincado sistema democrático estadounidense que hay que sortear para ser representante del pueblo. Cada una es la cara visible de equipos llenos de ilusión que buscan otra manera de hacer política y lo que es más importante: encontrar soluciones a problemas reales a menudo ya enquistados y olvidados por sus actuales representantes políticos. 

    Este artículo sólo es posible con tu colaboración.
    Haz una donación

    Todavía no hay comentarios, sé el primero en opinar

    Escribe tu comentario