Almagro, un milagro cultural y económico