Luchar por lo que debería ser obvio