Hacer negocio en el espacio público se paga