Redes para cambiar la sociedad

  • Diciembre 2017

    Proliferan las plataformas de mujeres destinadas a la acción asistencial, el apoyo mutuo, el lobby o la defensa de derechos.

    Los hechos desmienten el tópico de que las mujeres no saben o no pueden trabajar juntas. Las asociaciones, plataformas o redes de mujeres que se apoyan entre sí viven un momento de ebullición.  

    “El mayor peligro para las mujeres en riesgo de exclusión es el aislamiento, de modo que el trabajo en red ayuda”, señala Núria Vergés, profesora de Sociología e investigadora de la Universitat de Barcelona (UB). La afirmación vale para las madres solas que puedan necesitar asesoramiento legal o quien guarde a sus hijos mientras trabaja, para víctimas de malos tratos que no saben adónde acudir, o para profesionales de la empresa que ejercen presión contra discriminaciones sangrantes como la brecha salarial, o para mujeres que salen de la cárcel y buscan una oportunidad de integración en el mercado laboral. “Unas organizaciones se centran más en buscar la incidencia política y el cambio de leyes, otras se enfocan más a ofrecer servicios, y también las hay que suman fuerzas en defensa y reivindicación de derechos”, explica Vergés.

    En las asociaciones de Amas de Casa nacidas a finales de los años setenta, con la Transición, las mujeres han jugado cada vez más la carta reivindicativa, asistencial, sensibilizadora de apoyo, formación o aliento. Del Colectivo Cassandra a  la Fundación Surt, de la Fundación Mujeres a las Kellys, el portal Ciudad Mujeres, la entidad APRAM para apoyo a las mujeres prostitutas, las directivas de FEDEPE o las cooperativistas andaluzas de Amecoop. Desde el verano de 2016, el Lobby Europeo de Mujeres coordina  a una larga lista de asociaciones y ONG que trabajan en defensa de los derechos de la mujer, procedentes de todo el territorio español, con la idea precisamente de hacer frente común con otras plataformas de mujeres en Europa. Su batalla es luchar contra todas las formas de discriminación y violencia contra la mujer y defender sus derechos de forma legal y efectiva en el trabajo, la sexualidad, la empresa, la libre elección de la maternidad y las políticas públicas. 

    “La sociedad española en general ha aprendido a trabajar en red. Además, el movimiento asociativo es muy fuerte en España, y su fortaleza refleja un creciente afán de participación en la construcción de la sociedad”,  opina Carmen Fúnez, secretaria general y portavoz de Mujeres en Igualdad, una plataforma que reúne a 40.000 mujeres de distintas asociaciones que sensibiliza contra la violencia de género, realiza un marcaje a la política de igualdad mediante estudios y pasa a la acción a través de un centro de orientación sociolaboral y de varias casas de acogida. 

     

    ‘WOMENOMICS’

    “Todas trabajamos continuamente, es un estereotipo que no trabajemos bien juntas”, añade Fúnez,  quien destaca que si las mujeres representan el 51% de la población, sobre ellas recae el 80% de las decisiones de compra. La fuerza de las mujeres como consumidoras, sumada a su fuerza productiva debido a la incorporación masiva al mercado laboral hacen que cada vez se una más el concepto de mujeres y economía.

    Se atribuye a Kathy Matsui y a Goldman Sachs la introducción del concepto womenomics, que reivindica la necesidad de incorporar más mujeres en los lugares de decisión y en las empresas e instituciones en general porque se les asigna un papel de nuevo motor de la economía.  Es decir, que los movimientos de mujeres y la economía feminista esgrime los derechos sociales y la igualdad de género, pero, más allá de esta base, el movimiento Womenomics (women significa ‘mujeres’ en inglés) se enfoca en la traducción de una mayor implicación de las mujeres en la economía en un crecimiento del producto interior bruto (PIB). Japón abrazó el concepto de que no se puede desperdiciar a las mujeres como fuente de riqueza hace unos pocos años, cuando estimó que una plena incorporación de las mujeres  al mercado laboral nipón supondría una mejora del crecimiento económico en un 15%. La Unión Europea también ha seguido esta estela, al igual que Estados Unidos.

    Entre los límites del techo de cristal y el suelo pegajoso, las mujeres lidian especialmente con la precarización del mercado laboral (contratos temporales involuntarios, por ejemplo), la persistente división sexual del trabajo y cuestiones nuevas como que sólo un 27% de mujeres elige una carrera  relacionada con las nuevas tecnologías con sabor a futuro.

    ILUSTRACIÓN: PERICO PASTOR

     

    MADRES SOLAS

    El riesgo de pobreza y exclusión se agrava en los casos en que una persona debe criar a sus hijos sin pareja, en la gran mayoría de casos, mujeres solas. La ONG Unión de Asociaciones Familiares defiende poder elegir modelos de convivencia  según las propias convicciones. Bajo su paraguas existen infinidad de organizaciones de madres solteras.

    MÁS INFORMACIÓN

    Web: www.unaf.org

     

    INMIGRANTES

    Mujeres pa’lante es uno de los múltiples colectivos  de apoyo a mujeres inmigrantes. Continuar los estudios, arreglar los papeles o encontrar un empleo... todo resulta más difícil para quien llega de fuera.  Muchos de ellos se agrupan en la Red de Mujeres Latinoamericanas y del Caribe. Sobre otras culturas: Mujeres Mediterráneas.

    MÁS INFORMACIÓN

    Web: mujerespalante.org

     

    VIOLENCIA

    Miriadas reúne a mujeres que han sufrido violencia de género y, tras salir de diversas casas de acogida, realiza campañas de sensibilización y educación, además de actividades de atención y un fondo de ayuda mutua. Para atender a víctimas de violencia de género, Afavir, Amuvi, Auvim, Malos Tratos... La Fundación Surt trabaja por la transformación  social: hacer efectivos los derechos de las mujeres.

    MÁS INFORMACIÓN

    Web: malostratos.org

     

    SALUD

    Mujeres para la Salud es una red de profesionales de distinas disciplinas comprometidas con el feminismo que promueve un concepto de salud integral en las mujeres que les permita cuestionar los efectos perniciosos  para la salud mental del tipo de educación que suele recibirse y recuperar el bienestar  mediante la independencia y la autonomía. 

    MÁS INFORMACIÓN

    Web: mujeresparalasalud.org

     

    EMPRENDER

    Cuatro de cada diez personas que emprenden son mujeres. Muchas buscan apoyo y referencia a la hora de montar un negocio o de hacer crecer el que ya tienen.  El networking, la formación o programas de mentoring son habituales en redes de mujeres como la Fundación Internacional de la Mujer Emprendedora (Fidem). Womenalia nació como red social de emprendedoras.

    MÁS INFORMACIÓN

    Web: womenalia.com

     

    INFORMACIÓN

    Informarse en clave feminista. Mujeres en Red es una de las iniciativas que destacan en información y opinión. Pikara Magazine es otro referente. Uno de los proyectos en marcha que ayuda a superar la discriminación y las lagunas en el conocimiento que suelen soportar las mujeres es Wikimujeres. La comunicación sin clichés puede aprenderse en el Máster de Género  y comunicación de la Universitat Autònoma de Barcelona.

    MÁS INFORMACIÓN

    Web: mujeresenred.net

     

    INSERCIÓN

    La Fundación Intermedia, que impulsan la Fundació Surt, IRES y la cooperativa Suara, está homologada como agencia de colocación y atiende a personas en situación de elevada vulnerabilidad social y laboral para mejorar su empleo y su empleabilidad. La Fundación Ared trabaja para personas en riesgo de exclusión, la mayoría mujeres, procedentes de centros penitenciarios y centros sociales.

    MÁS INFORMACIÓN

    Web: fundaciointermedia.org

     

    RURAL

    Establecer lazos entre mujeres que comparten problemáticas similares a través de talleres, charlas, pequeñas exposiciones y encuentros es lo que mueve a la Federación de Asociaciones de Mujeres Rurales, que ha celebrado reuniones en distintas comunidades autónomas para dar un impulso al emprendimiento en el ámbito agroalimentario y artesano.  

    MÁS INFORMACIÓN

    Web: fademur.es

    Los artículos que componen el dossier son:
    Este artículo sólo es posible con tu colaboración.
    Haz una donación

    Todavía no hay comentarios, sé el primero en opinar

    Escribe tu comentario