Àngels Gallardo

  • Publicaciones del autor

    Fernando Simón plantea el uso generalizado de la protección facial para evitar la prolongación del confinamiento. España se suma así a un hábito que se ha impuesto en numerosos países asiáticos y empieza a extenderse en Centroeuropa.

    Los responsables de las unidades de  cardiología y hemodinámica de los diez principales hospitales públicos de Catalunya han difundido un inquietante mensaje de alerta, dirigido a la población en general y a los pacientes coronarios en particular, en el que advierten de que desde que se inició el estado de alarma a consecuencia de la pandemia del SARS CoV-2 no están llegando a los centros sanitarios los enfermos con infarto de miocardio o patología coronaria que cabía prever.

    La Organización Mundial de la Salud no considera necesaria la utilización de mascarillas quirúrgicas por personas sanas, dada su escasez, pero el uso de modelos más sencillos no está desaconsejado porque suponen una barrera inicial contra el virus.

    Ocho días después de la aparición de los síntomas algunos contagiados por el coronavirus sufren un empeoramiento a causa de la inflamación de los alveolos pulmonares.