Luz

  • Es el incremento del recibo de la luz en el último año, según el IPC interanual de octubre del Instituto Nacional de Estadística (INE). No hay precedente de un salto similar. El dato solo toma en cuenta los datos de los hogares acogidos a la tarifa regulada (casi 11 millones).

    La energía nuclear y la hidroeléctrica se pagan como la producida por la central de ciclo combinado de gas, que además paga por el CO2 contaminante, por cogeneración y residuos. El negocio es redondo.

    Que los bancos tengan que devolver lo robado crea una situación de inseguridad jurídica tremenda para los que robamos. #ClausulaSuelo (Forbesflauta @ForbesFlauta)

    Rosa, una anciana de ochenta y un años, falleció el 14 de noviembre en Reus víctima de la pobreza; perdón,  de la pobreza no, de la crueldad del capitalismo depredador, inmoral por naturaleza e insensible por definición.

    Proyecto: La locomotora europea experimenta por primera vez en la práctica cómo generar el grueso de su producción eléctrica con energía eólica y solar.

    Tras el mazazo de la reforma eléctrica, la industria de la energía limpia, que amenaza a las eléctricas convencionales, pasa de la fiebre inversora, sin suficiente orden ni control,  a la parálisis, la deuda y, a veces, la ruina. España se aleja del futuro. Queda un golpe de timón social.

    Coordina: 
    Ariadna Trillas
    Colabora: 
    Natalia Fabra
    Jesús Mota
    Sabina Duarte
    Jordi Ortega
    Por (Economista y profesor de la UAB)
    Diciembre 2020

    El Gobierno ha decretado que mientras dure el encierro no se pueden cortar los suministros básicos —agua, luz, gas— por impago. Es una orden lógica para evitar que el encierro, que para mucha gente ha significado una caída vertical de ingresos, se convierta en tragedia. Ahora la patronal del sector exige que se acote esta orden para impedir que con la excusa del encierro haya una fuga masiva de pagos y, por tanto, que se les permita hacer cortes cuando sea necesario.

    Las asociaciones de consumidores llevan tiempo alertando en contra de las subidas de los servicios básicos. Conversamos sobre la cuestión con el resposnable de Asuntos Económicos y Energía de la Confederación Española de Organizaciones de Amas de Casa, Consumidores y Usuarios (CEACCU).

    Los ciudadanos pagan junto a su consumo eléctrico una deuda con las compañías, que se dispara cada año. A finales de 2012 superó los 29.000 millones de euros, casi un 3% del PIB.