Indicadores

  • Son los millones de euros que el Banco Central Europeo (BCE) destinará a comprar deuda para intentar frenar la subida de los intereses de los países más afectados por el coronavirus. Primero anunció 120.000 millones y después 750.000 más.

    La caída de la contribución fiscal (aportación de impuestos) que se produjo en España durante los años de la crisis iniciada en 2008 no es comparable con lo sucedido en los países vecinos de la zona euro o de la UE. Aún no ha vuelto a los niveles previos.

    Para un banco, no supone igual riesgo tener deuda pública de una economía sólida que un préstamo personal. Por eso interesa ver la proporción de los activos una vez considerados los riesgos en relación con el total. A más riesgo, más capital debe reservar.

    Son los millones de más que podrán gastar las comunidades autónomas este año. El Gobierno ha relajado el objetivo de déficit hasta el 0,2% del PIB. La cifra coincide con el dinero que las autonomías reclaman al Ejecutivo en concepto de la liquidación del IVA.

    El Reino Unido ha dicho adiós a sus socios del club comunitario. Pero la salida de la Unión Europea materializada el 31 de enero pasado va a tener unos costes casi tan elevados para el país como todo el dinero con el que el país ha estado contribuyendo a las arcas comunes de la UE en los últimos 47 años. 

    España no solo sobresale entre sus vecinos  europeos porque tiene una proporción más elevada de contratos de carácter temporal, sino que, si se observa cómo se distribuyen dichos contratos según su duración, se distingue, además, porque  abundan más los más cortos: es el país de la UE con un porcentaje más elevado de contratos de duración igual o inferior a los seis meses, y es, junto con Croacia,  el país con menos contratos de uno a dos años.

    Son los millones de dólares con los que se retira Dennis Muilenburg como primer ejecutivo del fabricante de aviones Boeing. El dinero corresponde al valor de sus acciones y a la pensión pactada por contrato.

    Las navieras mediterráneas  figuran en la lista de las compañías más contaminantes, junto con aerolíneas como Ryanair. Los barcos que navegaban a Europa y desde Europa emitieron en 2.018 .139 millones de toneladas de CO2. 

    Ha hecho falta casi una década para que la inversión en investigación y desarrollo (I+D) en España haya vuelto a alcanzar niveles similares a los previos a la crisis, y casi roza los 15.000 millones de euros. Sobre todo, la evolución ha sido positiva por el tirón del sector privado, aunque en los dos últimos años también el sector público ha contribuido a la tendencia.

    Es la caída que desde el año 2000 han experimentado en España las matriculaciones de estudiantes en carreras STEM, siglas que aluden a las relacionadas con la ciencia, la tecnología, la ingeniería y las matemáticas, según el informe del Instituto Valenciano de de Investigaciones Económicas (Ivie). 

    Páginas