Indicadores

  • La seguridad laboral ha empeorado en la mayoría de países miembros de la OCDE, que ha empezado a estudiar no sólo la cantidad de empleo creado, sino también su calidad. España y Grecia se llevan la palma. Según la OCDE, mejorar la calidad del empleo no va en detrimento de un mayor nivel de ocupación.

    Finlandia es el país de Europa que más invierte en Investigación y Desarrollo (3,3%/PIB). A la cola, Rumanía. En los países del Sur los recortes no han perdonado la I + D. España pasó del 1,4 al 1,2%. La media europea supera el 2%.

    Los ciudadanos con estudios superiores no sólo no se han librado del aumento del desempleo en España producido durante los años de la crisis, sino que su empleabilidad empeoró de facto respecto de quienes tenían niveles educativos inferiores. No ha ocurrido lo mismo en los países de la OCDE.

    El estallido de la burbuja inmobiliaria en España hundió la construcción de nuevas viviendas. Pero eso no significa que se haya resuelto el problema del acceso a un techo, sobre todo por parte de los jóvenes, a resultas de la devaluación salarial. Aun así, la cifra de nuevos pisos protegidos toca suelo.

    Buena parte de los avances en empleo ganados en la poscrisis por los países del G20, y sobre todo la UE, se basan en contratos a tiempo parcial. España siguió también la tendencia, que no se da en EE UU, Rusia o Brasil, según G20 Labour Markets in 2015: Strengthening the Link between Growth & Employment.

    Las transferencias públicas a centros de titularidad privada se ha disparado. La crisis y los recortes no han dado un vuelco a la tendencia. Euskadi, Navarra, Baleares, Madrid y Catalunya son las comunidades con una mayor proporción de transferencias a privados en relación con el gasto público en educación.

    El crecimiento económico toma oxígeno desde el último bache de 2012, pero la recuperación está dejando un lastre importante de secuelas. Si se cruzan los datos de la evolución del PIB con la de los hogares sin ingresos —recogidos por el equipo de análisis económico de la Fundación (...)

    Los jóvenes de entre 18 y 24 años que dejan los estudios han bajado del 16% al 11,1% en  Europa desde 2005. También hay menos en España (-9%), que, sin embargo, se coloca en cabeza como país donde más tiran la toalla (21,9%).

    El valor de las empresas que cotizan en Bolsa ha encogido en Europa a raíz de la crisis. España es uno de los países donde el peso de los mercados es mayor con relación a la economía (80% del PIB, sobre una media del 64% en la UE).

    Las mujeres pasan cada vez más tiempo como demandantes de trabajo. Según los datos del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE), en los años 2012 y 2014, la proporción de demandas femeninas pendientes de resolver aumentaron, mientras (...)

    Páginas