Alternativas Económicas

  • El poder de la revista está en TUS manos. Súmate a este proyecto cooperativo.

    Inicia tu sesión   o   Suscríbete

  • Puedes leer todavía 0 artículos gratis este mes.

    Este artículo sólo es posible con tu colaboración.
    Haz una donación
  • Publicaciones del autor

    Los avales son el último obstáculo para obtener un crédito, y no precisamente el menor. La economía social está ensayando nuevas fórmulas para fragmentar el aval entre toda la base social de la entidad que solicita el crédito y reducir al máximo los costes generados por los intermediarios. El enfoque bancario convencional debe de considerarlo un riesgo, pero en la base del mecanismo está la confianza entre socios. El resultado es que la tasa de morosidad es muy inferior a  la media del sector financiero.

    Los seguros se han convertido cada vez más en una unidad del sector financiero puro y duro. Sin embargo, han ido consolidándose opciones que tratan de recuperar la función social original, propia del mutualismo. Desde 2009 existe el sello europeo EthSI, que garantiza el cumplimiento de condiciones como transparencia e inversión socialmente responsable. Y en el mundo de los corredores de seguros se está gestando un nuevo proyecto de referencia en España.

    El euro no es la única moneda que permite adquirir bienes y servicios. La economía social trata de construir desde hace tiempo un mercado en el que sea posible comprar y vender con una moneda menos inaccesible para crecientes capas de la población: ecosoles, boniatos, pumas, dragos, zoquitos, turutas... Algunos han contado hasta 130 monedas alternativas solo en España, sin contar el bitcoin, la moneda digital de alcance global que ha desconcertado a los autoridades monetarias.

    Todas las empresas sufren la falta de crédito, pero las cooperativas y la economía social suelen tener un problema añadido por la incomprensión de sus dinámicas específicas por parte del sistema financiero tradicional. Para sortear estos escollos añadidos al acceso a la financiación se han puesto en marcha instrumentos que suelen comprometer al núcleo más cercano al proyecto, como los títulos participativos.  Conllevan riesgos, pero pueden ser muy útiles si se planifican bien.

    Ni compra ni alquiler. La cesión de uso es una fórmula a medio camino que aspira a aunar lo mejor de ambos mundos: estabilidad y posibilidad de construir un hogar con horizonte a largo plazo, pero a precio asequible y sin quedar hipotecado de por vida ni a merced de los vaivenes del mercado. Es una opción aún muy rara en España, uno de los países europeos con más tradición de vivienda en propiedad, pero común en varios países, y aquí también empieza a ser posible.

    Desde que empezó la crisis se han iniciado más de 400.000 ejecuciones hipotecarias en España, en muchos casos por iniciativa de entidades financieras rescatadas con dinero público o que se han beneficiado de algún tipo de apoyo de la Administración. La respuesta oficial ante un drama social de esta envergadura sin precedentes ha sido tibia y encaminada a la resignación. Pero la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) ha mostrado que los afectados tenían una alternativa: organizarse y resistir.

    Saltarse al oligopolio energético no es fácil, pero existen muchas posibilidades mediante un creciente abanico de empresas y cooperativas que aportan exclusivamente energía verde. El cambio no encarece la factura, pero exige una toma de conciencia previa y una voluntad de contribuir a variar la situación, lo cual ayuda a explicar el auge de algunas iniciativas que convierten al consumidor en socio de la empresa. En cambio, el autoconsumo se ve ahora muy perjudicado por los nuevos peajes.

    La edición de este mes de la publicación que edita la Fundació Roca i Galès desgrana sus propósitos cooperativos para el nuevo año, empezando por el de que nadie duerma en la calle. 

    Con la crisis han cerrado muchas librerías, pero han abierto también otros espacios donde se compran libros. Quizá sigue habiendo cantidad de metros cuadrados en los que se exponen libros, pero hay muchos menos libreros.

    Y ya van tres. La revista de humanidades y economía que dirige Josep Ramoneda dedica su principal tema del número de enero/febrero a una angustia adicional que genera en el ciudadano el hecho de nadar en un mar de deudas.

    “La detención puede parecer ser una solución conveniente para la cruzada política que los Estados emprenden para gestionar la migración pero es una opción muy cara y deja secuelas duraderas en las personas”.

    El número correspondiente al primer trimestre de 2014 de esta veterana revista de asuntos internacionales aborda las políticas sociales en América Latina, con análisis centrados en Argentina, Brasil, Venezuela, Colombia y El Salvador.

    SALARIOS: La rebaja salarial no tiene por qué mejorar la competitividad.

    La Revista de Economía Crítica (REC), que agrupa a algunos de los más activos economistas críticos de España, dedica su número 16 -correspondiente al segundo semestre de 2013 y editado al final de ese año- a un monográfico sobre “pensar la transición”.

    Los suscriptores y amigos de Alternativas Económicas están satisfechos con la revista, pero tienen también muchas ideas para mejorarla.

    Estimado Sr Director: Permítame presentarme. Soy Manuel Bonis, un ciudadano muy preocupado por la situación económica actual que cree haber descubierto cómo se pueden crear un millón de empleos mediante la aplicación de una sencilla fórmula de variación del presupuesto.

    El número 131 de Viento Sur, lanzado a finales de diciembre, es el último dirigido por su histórico editor y director, Miguel Romero, ‘Moro’, fallecido el 26 de enero tras años de lucha contra el cáncer.

    Todos identificamos la crisis, bancos aparte, con la construcción. Pero el tsunami, en España, ha arrastrado también a la industria. La dejación del sector ha dado lugar a un proceso de desindustrialización que, con la crisis, se ha acentuado más en el sur de Europa.

    Congreso en Barcelona: Los pensionistas y jubilados supondrán casi un tercio de la población del planeta en 2050, según el Banco Mundial.

    El legendario semanario uruguayo Brecha, reconocido entre la izquierda de toda América Latina, abre su último número con el caso de Pluna, la principal aerolínea uruguaya, que había sido privatizada y luego llevada a la quiebra.

    Páginas