Ariadna Trillas

  • Ex responsable de Economía de El País Catalunya y ex directora adjunta del diario Ara

  • Publicaciones del autor

    La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef) propone calcular la cuantía de las pensiones sobre lo cotizado en los últimos 35 años. El Gobierno lo ve "razonable".

    Asignatura pendiente: La igualdad de oportunidades  y la política salarial necesitan mejorar en las empresas, según el Barómetro del Factor Humano.

    Incertidumbre: Autonomías y Ayuntamientos ya pueden regular también el servicio de las VTC, pero hasta 2022 no podrán decidir su alcance.

    Impulso: Las cooperativas de personas que se juntan para poder acceder a un piso mediante la cesión de uso se expanden y pasan de los proyectos a las llaves.

    Tal vez, quizá, nuestras hijas leerán este extra de aquí a 50 años y no se lo puedan creer. Con suerte, dirán: “¿De verdad que la situación de las mujeres en 2018 era esa? Algunas de las reivindicaciones de la economía feminista parecen tan de cajón que no se entiende que hoy, en pleno siglo XXI, cuando se han conquistado tantos derechos, las políticas vayan tan rezagadas en tantos temas.

    Cuanto más dura la recuperación económica, más se cronifica el paro. Sin embargo, la desprotección ha aumentado. Hace falta revisar todo el sistema. 

    Impulso: Vía libre al autoconsumo. Esto supone generar, almacenar y consumir energía limpia y barata sin pagar recargos, aunque la sobrante se vuelque a la red.

    Potser, vés a saber, les nostres filles llegiran aquest extra d’aquí 50 anys i no s’ho podran creure. Amb sort, diran: De veritat que la situació de les dones al 2018 era aquesta? Algunes de les reivindicacions de l’economia feminista semblen tan elementals que no s’entén que avui, en ple segle XXI, quan s’han aconseguit tantes coses les polítiques vagin encara tan a remolc en aquests temes.

    Tal vez, quizá, nuestras hijas leerán este extra de aquí a 50 años y no se lo puedan creer. Con suerte, dirán: “¿De verdad que la situación de las mujeres en 2018 era esa? Algunas de las reivindicaciones de la economía feminista parecen tan de cajón que no se entiende que hoy, en pleno siglo XXI, cuando se han conquistado tantos derechos, las políticas vayan tan rezagadas en tantos temas.

    Cesión: Las pensiones subirán en línea con los precios en 2018 y 2019, pero la suspensión de la reforma de 2013 no garantiza el poder adquisitivo en el futuro. La desconfianza cala en el Pacto de Toledo, que había acariciado un acuerdo.

    Gobernar un país no es gestionar una empresa, pero huelga decir que no todas las empresas son iguales. La economía social puede servir de inspiración. Su reto: dar el salto de la mano de las economías feministas o la economía circular.

    Estigma: Insercoop cumple 20 años combatiendo las lógicas clasificatorias que atrapan a las personas con más obstáculos para acceder al mercado laboral.

    Reto: El 52% de las prestaciones no superan una cuantía equivalente al salario mínimo. La mayoría de ellas las perciben mujeres.

    Transparencia: La cruzada lanzada por varios países europeos para hacer visible la brecha salarial de género en las empresas llega también a España.

    La UE, en tiempo muerto mientras Angela Merkel  intenta formar gobierno, echa agua a la reforma del euro propuesta por el Ejecutivo de Bruselas, deseosa de ganar influencia en la política económica de una eurozona fracturada entre Norte y Sur.

    Alternativa: En el universo de los Uber y los Airbnb, se abren paso nuevas apuestas por la colaboración que beneficien a la comunidad.

    Desde 2012, en los países de la eurozona se han creado 4,2 millones de empleos netos. El 60% de ellos son contratos a tiempo parcial, la mayoría de forma involuntaria. La recuperación se resiente de ello.

    Transición: Cuanto menos pactada sea, mayor coste supondría la independencia de Catalunya. Sobre todo si acabara saliendo de la UE.

    Recuerdo para uno de los mejores comunicadores catalanes, Carles Capdevila, socio de ‘AlterEco’

    Barcelona: El primer sindicato de inquilinos echa a andar en un entorno de alquileres inaccesibles para buena parte de los vecinos. Objetivo: cambiar la Ley de Arrendamientos Urbanos.

    Páginas