Ariadna Trillas

  • Ex responsable de Economía de El País Catalunya y ex directora adjunta del diario Ara

  • Publicaciones del autor

    Las empresas que resuelven problemas sociales atraen cada vez a más inversores, aunque ofrezcan menos rentabilidad financiera.

    El sector, que sostuvo la economía española tras el crac de 2008, alerta de la dramática caída del empleo.

    La experiencia laboral en confinamiento se presenta como un ensayo general improvisado del empleo remoto en un mundo 'poscrisis'.

    El sector, que sostuvo la economía española tras el crac de 2008, alerta de la dramática caída del empleo.

    Entrevista: Es director ejecutivo de Hello Europe. Se trata de la iniciativa de migraciones de Ashoka, la mayor red de emprendedores sociales del mundo, 3.500, de los que 36 están en España. Clewett se encarga también del desarrollo de estrategia de Ashoka en España.

    La determinación y la motivación del padre de una niña con epilepsia han sido el motor principal que explica la historia de MJN. Se trata de un proyecto cofundado por dos ingenieros y un economista que llevan años intentando desarrollar un dispositivo que permita avisar a las personas que sufren la enfermedad de que, en pocos minutos, van a tener un ataque.

    Una de las grandes contradicciones de las empresas de nuestro tiempo reside en casar dos tendencias trending topic en Recursos Humanos: por una parte, la necesidad de la máxima flexibilidad, para que las organizaciones puedan adaptarse en un periquete a los vaivenes de un  mundo cambiante (qué vamos a contar a estas alturas sobre lo cambiante que es el mundo)  y, por la otra, el valor distintivo del compromiso de la persona empleada para con su empresa.

    El último salto tecnológico llega envuelto en peleas geopolíticas y temores sobre seguridad, privacidad, brecha digital, salud y medio ambiente.

    La tecnología 5G está topando con el rechazo de sectores de la población preocupados por sus eventuales efectos sobre la salud. La contestación se aglutina en el Movimiento Stop 5G y ha logrado frenar el despliegue incluso en el país que, tras Corea del Sur, va por delante: Suiza. Ginebra, Neuchâtel y Vaud optaron por moratorias el año pasado. Desde entonces, las protestas ciudadanas han ido a más.

    Otra economía: La plataforma Economía Humana promueve otro modelo económico.

    Elisabet Silvestre (Caldes de Montbui, 1965), estudió Biología porque le interesaba la genética. En el Hospital Clínic de Barcelona empezó en un departamento pionero en la materia, y en Sant Joan de Déu investigó las causas cromosómicas de los abortos espontáneos para su tesis doctoral. 

    NOVELA HISTÓRICAAktú es una novela que narra a modo autobiográfico casi cuatro décadas de la vida del gobernador de Ampala, provincia de nombre ficticio perteneciente a la antigua Mesopotamia.

    Viene un coche eléctrico, conectado, compartido y autónomo. Este sector clave en la economía se prepara para una reconversión mayor.

    En un mundo imprevisible, complejo y convulso, las alarmas por todo lo que no funciona coexisten con señales positivas que permiten albergar algunas dosis de optimismo.

    Medición: El barómetro Factor Humà arroja avances en el desarrollo de las personas, pero las empresas deben mejorar en áreas como la innovación.

    La ficción de nuestro tiempo nos ha acostumbrado a los enemigos exteriores, no a nuestra propia responsabilidad.

    El gigante tecnológico IBM ha invertido este año 34.000 millones de dólares en Red Hat, empresa de referencia en el software de código abierto (open source), en la mayor adquisición de su historia. Michael Bauwens explica la clave de una operación colosal: “Compartir es bueno. Bueno no solo para los partidarios del bien común. Es bueno también para el capital”. 

    Entrevista a Asima Shaikh, consejera del distrito londinense de Islington responsable de economía inclusiva y empleo.

    Entrevista: De pequeña, en su Buenos Aires natal, soñaba con ser cantante. Le gustaba estudiar y hoy se queda con el modo en que la definió una buena amiga: “Soy una intelectual de la calle”. Paula Ezquerra, la primera trabajadora sexual que dio el salto a la política municipal, de la mano de la CUP, es una de las voces más destacadas de entre las que batallan para que la prestación de servicios sexuales sea reconocida como trabajo.

    Regular o no: Es el dilema de los gobiernos. Hoy son los jueces quienes deciden si eres asalariado por prestar tus servicios vía  plataforma, entre promesas de mejoras en su protección social.

    Páginas