Ariadna Trillas

  • Ex responsable de Economía de El País Catalunya y ex directora adjunta del diario Ara

  • Publicaciones del autor

    Parlamento Europeo: La nueva cámara, atomizada y escorada al populismo, pone el paro en la agenda y puede influir en el listón medioambiental, la unión bancaria o el pacto con EE UU.

    XXX Jornada Anual del Círculo de Economía Los salarios subirán para algunos, la banca nunca ha negado crédito, Alemania seguirá necesitando profesionales,  el ‘peak oil’ es cosa del pasado y esto de Catalunya se puede arreglar “en dos minutos y medio”…No seamos cenizos.  

    Elecciones al Parlamento Europeo: ¿Bofetón o aval a las políticas de austeridad? Los dos grandes partidos en el PE tienen visos de perder gas y pactar la gran coalición, en paralelo con las opciones alternativas y el refuerzo de la ultraderecha.

    Los partidos ultras y populistas marcan la agenda y frenan la libre circulación de trabajadores en la UE.

    Las promesas de bajadas de impuestos por parte del Gobierno, la presión de Bruselas por el elevado déficit, el clima preelectoral y los problemas de recaudación frenan una bajada de cotizaciones a la Seguridad Social.

    El salario mínimo, que divide a economistas y tensa a la patronal, arrasa en apoyo social en el país de los ‘minijobs’.

    Preocupación por el efecto bumerán de contener el salario mínimo y su consiguiente merma de poder adquisitivo.

    Recorte: Un jubilado que pierda poder adquisitivo con la reforma del sistema durante 5 años, necesitará otros 30 para recuperarlo, con un IPC del 2%.

    Formula Servizi ilustra cómo la innovación puede impulsar un negocio al futuro en cualquier sector.

    Las monedas sociales proliferan con la crisis. Más complementarias que sustitutorias, denotan la necesidad de controlar las reglas de juego del dinero.

    El Obispado de La Seu d’Urgell  mantiene 700.300 euros en inversiones de riesgo para costear su patrimonio artístico y social.

    Realidad: La presión del paro y la reforma laboral pueden más que la ejercida por el FMI y Bruselas: los salarios reales han caído el 7,1% desde 2010. Pero la competitividad depende también de mejoras en la producción.

    El ministro de Finanzas portugués, encarnación de los recortes, se ha ido reclamando una nueva fase de inversión

    La Generalitat estima el sobrecoste de la nueva sociedad, que prevé un beneficio un 300% superior a la última retribución de tarifas de Agbar.

    La temporalidad copa el poco empleo que se crea y el mucho que se pierde. El contrato único divide, pero vamos hacia una simplificación contractual.

    Repetir algo a menudo por si acaba siendo verdad. Ojalá no ocurra con el mantra: “Lo peor de la crisis ya ha pasado”. Lo ha vuelto a repetir el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy; en esta ocasión, ante los empresarios y académicos reunidos en Sitges...

    La cooperativa de artes gráficas Cevagraf se ha protegido de un posible recorte de plantilla ante las segundas pérdidas de su historia con una rebaja de sueldos de hasta el 15%. 

    La secuencia suele ser la siguiente: A pide a B un ajuste. B se resiste. A saca entonces de la chistera a C, el maná, que puede ir a parar a B, a D o a Z, según se porten. B duda, se divide: en los tiempos que corren, ¿no es un sacrificio mejor que quedarse sin C?

    Los que mandan en Europa (y en este caso no va por los mercados) acumulan ya cinco bienvenidas a un nuevo año concienciando a los ciudadanos sobre la conveniencia de los sacrificios, suplicándoles paciencia mientras transitan por el purgatorio y augurándoles (...)

    Una de las muchas consecuencias del estallido de Bankia ha sido la pérdida de confianza de las autoridades europeas en el Banco de España.El supervisor había dado por bueno el plan de viabilidad del expresidente de la entidad, Rodrigo Rato.

    Páginas