Cine

  • Foto artículo: De fábrica de sueños a almacén de pesadillas
    Foto artículo: De fábrica de sueños a almacén de pesadillas

    El cine permitía que la miseria diaria se olvidara en brazos de las estrellas del momento y ayudaba a la liberación de la mujer, pero difundía la noción de mujer-objeto.

    Colabora: 
    Octavi Martí
    Maruja Torres
    Elisabet Cabeza
    Edu Galán

    Todos los humanos, en un momento u otro de nuestras vidas, experimentamos en carne propia el Principio de Peter.

    Las barreras que separaban a los creadores del público han desaparecido con la revolución digital. Cineastas, escritores y músicos —sean profesionales o aficionados— tienen hoy infinitas oportunidades de nutrirse mutuamente.

    Internet ha sido clave en el desarrollo de nuevas formas culturales, especialmente en el terreno de la creación artística y la divulgación del conocimiento. Si antiguamente la distribución de bienes culturales era casi exclusiva de empresas productoras de contenidos —sus directivos decidían cuándo (...)

    Si hay una actividad creativa en la que es fundamental el trabajo en equipo, esa es la producción cinematográfica. Rodar una película es un proceso complejo que exige una enorme voluntad de colaboración entre quienes participan. Cine sin Autor no es una productora (...)

    Todas las aficiones y posibilidades de ocio han sido impactadas por fórmulas colaborativas. O al menos tienen el potencial de que así sea: basta con más de un aficionado en el mundo dispuesto a compartir algo con los demás y muy particularmente con los que se (...)

    El cine cuenta historias, pero pocos países han sabido contar su historia en el cine. Saber contarla no significa necesariamente ser respetuoso con la verdad de los hechos, pero sí tener una relación clara con estos.

    Foto artículo: Por Octavi Martí: "Les privaremos de todo, incluso de  su propia imagen”
    Foto artículo: Por Octavi Martí: "Les privaremos de todo, incluso de su propia imagen”

    Los grandes banqueros y financieros han relegado a la pobreza y a los obreros en las pantallas de los cines. Algo así deben haber acordado entre si los productores, directores y guionistas de medio mundo para conseguir escamotear la imagen de los perdedores (...)

    Las películas y documentales independientes tienen enormes dificultades para encontrar un exhibidor que se arriesgue a salirse del guion que escriben las grandes multinacionales y las majors. El problema acaba siendo de los espectadores más reacios a ser tratados como meros consumidores pasivos ante una oferta de apariencia sobreabundante pero surgida, en la práctica, de la misma cocina . Algunos cines de reciente creación tratan de salirse de esta dinámica.

    Páginas