casa

  • Hipotecas: Miles de afectados por procedimientos de desahucio viven agobiados pendientes de una decisión del AltoTribunal.

    El Plan de Vivienda aprobado por el Gobierno tiene un objetivo propio de otros tiempos: reactivar el sector inmobiliario estimulando la construcción.

    Es la cifra de viviendas que el pasado enero cambió de manos en España, según el Instituto Nacional de Estadística (INE). La compraventa de viviendas urbanas registró una subida del 23,1% respecto al mismo mes de 2017, hasta alcanzar la cifra más elevada desde 2008, primer año de la crisis.

    “Uno de los principales obstáculos que los y las jóvenes deben superar para lograr una de las marcas de la identidad adulta, y que se ha visto acrecentado por la crisis, es el acceso a la vivienda”, explica Diego Carbajo Padilla en el resumen de este número de la Revista de Estudios de Juventud del Injuve en el resumen de la revista.

    Los costes del saneamiento de las cajas y bancos españoles ha recaído sobre todos los ciudadanos, pero han sido especialmente dolorosos para quienes perdieron sus casa y ahorros.

    Coordina: 
    Andreu Missé
    Ilustración: 
    Perico Pastor

    Es la cantidad de personas que en España pagaron por una vivienda sobre plano que no llegó a construirse porque llegó el vendaval de la crisis y que nunca llegaron a recuperar el dinero, según cálculos de DCM Abogados. La ley 57/68 exigía a las promotoras que contrataran un seguro (...)

    ¿Cómo podemos ahorrar agua?  Si la usáramos adecuadamente, podríamos llegar a gastar el 75% menos. Se puede cambiar el modo en que la utilizamos en el cuarto de baño y la cocina, el aire acondicionado y el uso exterior, en el lavado de coches o patios.  Y es posible aplicar las mismas costumbres  cuando estamos fuera de casa.

    No hace falta, y es contraproducente, tirar todo lo viejo para comprar muebles nuevos. Los muebles viejos, incluso los de melamina que no tienen el valor de una antigüedad, pueden restaurarse para quedar como nuevos, con aires creativos y eclécticos. Incluso cuando no se es manitas, merece la pena pagar por el trabajo a gente que se dedica a ello. El precio final no siempre es más caro que comprar algo nuevo.

    Los productos de limpieza no sólo son un “arsenal” químico, sino que también se llevan un buen pedazo del presupuesto del hogar. No hace falta tampoco comprar limpiadores supuestamente ecológicos y muy caros. A veces, los ecolimpiadores se pueden hacer en casa de una manera muy sencilla.  Elementos como el vinagre de vino blanco, el limón y el jabón líquido vegetal son potentes desinfectantes.