Deuda pública

  • Por (Director fundador y editorialista de Alternativas Económicas)
    31 Octubre, 2013

    Drama inatendido. El proyecto presentado por el Gobierno admite que la caída del empleo, el problema número uno del país, proseguirá.

    El endeudamiento privado ha puesto en gran riesgo a las cuentas públicas

    Por (Fallecido el pasado 3 de agosto, fue editorialista de Alternatives Économiques y presidente de la cooperativa)
    Octubre 2013

    La economía colaborativa va viento en popa. ¿De qué se trata? De una serie de métodos que permiten acceder a determinados bienes sin tener que pasar por la casilla del mercado.  Hasta ahora, esas prácticas se daban fundamentalmente en el marco familiar, entre gente próxima o en el seno de un grupo profesional (...)

    Por (Economista y profesor de la UAB)
    Diciembre 2020

    En el mar de incertidumbres en el que estamos, hay algo sobre lo que podemos estar bastante seguros: el aumento de la deuda. Especialmente, de la deuda pública generada por una caída de ingresos fiscales y un aumento del gasto público. Es totalmente necesario para impedir que la tragedia se convierta en catástrofe. Endeudarse es, de momento, la única opción realista. Lo malo es que después hay que ver cómo se paga.

    Por (Economista y profesor de la UAB)
    Diciembre 2020

    Esta semana hemos asistido al rifirrafe europeo para decidir qué tipo de ayuda se concede a los países que van a tener que endeudarse para hacer frente a la crisis sanitaria y sus efectos económicos. Al final la noticia es que se dota un fondo de 540.000 millones de euros. Para alguien no ducho en economía o en cuestiones comunitarias el debate puede resultar esotérico. Si al final llega el dinero, qué más da. Pero la cuestión es más importante de lo que puede parecer a simple vista.

    Por (Economista, expresidente de la Sociedad Pública de Alquiler)
    Octubre 2013

    La dinámica de la deuda total en España, privada y pública, puede llegar a ser explosiva.

    Retos actuales de futuro. La sociedad española se halla hipotecada por dos grandes desafíos: el paro masivo y una deuda pública que supera el 100% del PIB. España precisaría un trato especial que no parece estar en la mente de los líderes de la UE.

    Intereses. La conversión de la deuda privada en pública ha provocado un fuerte aumento de los costes de financiación de las administraciones públicas. Los intereses de la deuda constituyen una de las mayores facturas del Estado y las autonomías.

    Por (Director fundador y editorialista de Alternativas Económicas)
    Enero 2015

    Siete años después de que estallara la debacle financiera que ha ocasionado la Gran Recesión económica con una masiva destrucción de empleo, la crisis continúa agravando las condiciones de vida de una parte creciente de los españoles. Los bancos causantes del desastre permanecen tocados o zombis, como se dice ahora. Aunque han vuelto a los beneficios, siguen recortando el crédito y creando dificultades a las empresas. A pesar de que se ha iniciado una lenta recuperación de empleo de baja calidad, siguen aumentando sin cesar la desigualdad y la pobreza, que ya alcanza al 28,2% de la población en España.

    Páginas