Hipoteca

  • Los precios de la vivienda van a la baja, y más si hablamos de pisos nuevos. Llevan 25 trimestres de subida, pero el incremento se ha ido moderando y la pandemia ha acentuado la tendencia. Así lo refleja el Índice de Precios de Vivienda (IPV), que mide la tasa de variación interanual. La evolución en el periodo abril-junio fue la más baja en cinco años. Con el desplome de las compraventas, el sector espera bajadas del 10% o  más en los próximos meses.

    Por (Director fundador y editorialista de Alternativas Económicas)
    Marzo 2020

    Las auténticas causas de la crisis de la vivienda.

    INMOBILIARIO: Un mapa de los que más han ganado con la crisis.

    Por (Director fundador y editorialista de Alternativas Económicas)
    Febrero 2017

    En los últimos meses se han sucedido varias resoluciones judiciales del Tribunal Supremo y del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) de Luxemburgo, que suponen un serio varapalo a los abusos bancarios. La última resolución del Tribunal Supremo del pasado 15 de febrero acordó la la retroactividad total de la nulidad de las cláusulas suelo.

    Ni compra ni alquiler. La cesión de uso es una fórmula a medio camino que aspira a aunar lo mejor de ambos mundos: estabilidad y posibilidad de construir un hogar con horizonte a largo plazo, pero a precio asequible y sin quedar hipotecado de por vida ni a merced de los vaivenes del mercado. Es una opción aún muy rara en España, uno de los países europeos con más tradición de vivienda en propiedad, pero común en varios países, y aquí también empieza a ser posible.

    Desde que empezó la crisis se han iniciado más de 400.000 ejecuciones hipotecarias en España, en muchos casos por iniciativa de entidades financieras rescatadas con dinero público o que se han beneficiado de algún tipo de apoyo de la Administración. La respuesta oficial ante un drama social de esta envergadura sin precedentes ha sido tibia y encaminada a la resignación. Pero la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) ha mostrado que los afectados tenían una alternativa: organizarse y resistir.