Mariana Vilnitzky

  • Socia fundadora y redactora de la revista Alternativas Económicas. Periodista especializada en temas de economía social, con varios años de dedicación al mundo de las cooperativas, y ex redactora del Grupo La Nación de Buenos Aires.

  • Publicaciones del autor

    Sin cobertura: Este invierno habrá 600.000 personas menos en situación de vulnerabilidad que puedan acceder al bono eléctrico de descuento.

    Contaminación: Desde mayo, y con las olas de calor, el aumento de ozono en el aire ha traspasado varias veces los límites establecidos por Europa.

    ‘Cohousing’: La iniciativa PAX desarrolla cooperativas de vivienda y barrios cooperativos usando casas-patio vacías en el casco histórico de Córdoba.

    Discriminación: Todavía muchos inmigrantes no pueden acceder a la atención sanitaria.

    Bajo el régimen de cesión en uso, las cooperativas se construyen con los valores de la solidaridad. Más importante que la arquitectura es la cohesión de grupo.

    Las cooperativas de gente mayor han sido pioneras y crecen a un ritmo acelerado. Todavía faltan muchas leyes que abarquen al sector.

    El ‘cohousing’ avanza a paso lento porque no había nada y debe romper  barreras. Sin embargo, se ha multiplicado la cantidad de iniciativas, y las comunidades en funcionamiento.

    Los ‘cohousings’ vienen funcionando desde hace décadas, con éxito, en diversas partes del planeta.

    Natalia Gherardi (Buenos Aires, 1971) es una abogada feminista y docente argentina que dirige el Equipo Latinoamericano de Justicia y Género (ELA). Desde esta entidad promueve la equidad de género a través de las políticas públicas y el acceso a la justicia.

    Una mirada por los anuncios de LinkedIn para periodistas en España: 8 de cada 10 buscan becarios, recién salidos de la carrera, etc. Ofrecen, como si fuera maravilloso, que "aprenderás un montón" y que pagarán los viáticos. Los dos restantes ofrecen unas condiciones laborales de vergüenza.

    El ruido causa en España 1.100 muertes prematuras al año y 4.100 hospitalizaciones. Es, después de las partículas del aire, el segundo factor de daño ambiental.

    El 80% de la población cree que se debe obligar a las marcas de ropa a cumplir con los derechos humanos.

    Como en el resto de los negocios de Internet, la tendencia es a los monopolios. Hay alternativas al alquiler turístico, como el intercambio, y muchas opciones para viajar compartiendo. 

    El Whatsapp de mamás de un grupo de crianza se desbordó de gente cuando decidieron que querían luchar junto con la juventud por el clima.

    Viajar ya nunca será igual que antes. Desde que la llamada “economía colaborativa” comenzó a tomar vuelo, el mundo del turismo ha dado un vuelco. Y seguirá cambiando. La buena noticia es que las experiencias de viajes pueden ser mucho más enriquecedoras, es mucho más fácil llegar a sitios donde antes no llegaba el turismo, y dar una mano en sitios remotos donde no llega dinero fácilmente.

    Entrevista: Dawn Zerly dejó su trabajo en una multinacional y se tomó un año sabático para viajar, lo que se convirtió en un modo de vida. Comenzó a buscar viajes por poco dinero y terminó siendo experta en turismo colaborativo. 

    Aunque llevo muchos años de mi vida luchando por mis derechos y los de otras mujeres, si me preguntaban hace tiempo decía que no era feminista. Había trabajado en economía social y destacaba los casos donde las mujeres habían podido defenderse y empoderarse; había trabajado por los derechos humanos de mujeres y niñas en Centroamérica y en América Latina.

    Compartido: Las cooperativas de coches crecen a fuerza de colaboración y encuentran una fórmula financiera basada en lo colectivo.

    Dictadura: La Justicia del país sudamericano condena a directivos de Ford por crímenes de lesa humanidad, pero no a la empresa.

    Es profesora asociada en el Instituto de Historia y Etnología Europea de la Universidad de Innsbruck. Especializada en antropología económica, Meyer estudia el dinero como praxis social y cultural.

    Páginas