Mariana Vilnitzky

  • Socia fundadora y redactora de la revista Alternativas Económicas. Periodista especializada en temas de economía social, con varios años de dedicación al mundo de las cooperativas, y ex redactora del Grupo La Nación de Buenos Aires.

  • Publicaciones del autor

    Tal vez, quizá, nuestras hijas leerán este extra de aquí a 50 años y no se lo puedan creer. Con suerte, dirán: “¿De verdad que la situación de las mujeres en 2018 era esa? Algunas de las reivindicaciones de la economía feminista parecen tan de cajón que no se entiende que hoy, en pleno siglo XXI, cuando se han conquistado tantos derechos, las políticas vayan tan rezagadas en tantos temas.

    Reciclaje: Varias Administraciones estudian aplicar el Sistema de Depósito, Devolución y Retorno (SDDR). Navarra ya ha emitido una ley favorable.

    Refugiados: La Oficina de Asilo y Refugio no funciona. El Gobierno de Pedro Sánchez promete aumentar los recursos técnicos y humanos.

    Bajas de maternidad y paternidad: El proyecto de ley para bajas iguales e intransferibles tiene escollos que sortear.

    Potser, vés a saber, les nostres filles llegiran aquest extra d’aquí 50 anys i no s’ho podran creure. Amb sort, diran: De veritat que la situació de les dones al 2018 era aquesta? Algunes de les reivindicacions de l’economia feminista semblen tan elementals que no s’entén que avui, en ple segle XXI, quan s’han aconseguit tantes coses les polítiques vagin encara tan a remolc en aquests temes.

    Según el Centre Delàs de Estudis per la Pau, el país queda sexto en la lista, por detrás de EE UU, Reino Unido, Francia, Japón e India.

    Informe de Naciones Unidas: El organismo internacional considera que España ha ido hacia atrás en derechos económicos, sociales y culturales, después de la crisis.

    Tal vez, quizá, nuestras hijas leerán este extra de aquí a 50 años y no se lo puedan creer. Con suerte, dirán: “¿De verdad que la situación de las mujeres en 2018 era esa? Algunas de las reivindicaciones de la economía feminista parecen tan de cajón que no se entiende que hoy, en pleno siglo XXI, cuando se han conquistado tantos derechos, las políticas vayan tan rezagadas en tantos temas.

    Conflicto: Protestas en Amazon, huelga en H&M, juicios contra Deliveroo. El sector de la logística se manifiesta contra la precariedad.

    Alerta: Distribuido en la década de 1970 por la empresa Uralita SA, de la familia March, se encuentra hasta en 40.000 kilómetros de tuberías de agua potable.

    Solidaridad. Las compañías aseguradoras y mutualidades éticas dan a conocer el papel de los seguros en las finanzas.

    Colaboración: Catorce medios y proyectos independientes de toda Europa se dieron cita en París para crear una red de apoyo mutuo.

    Hace diez años, un grupo de mujeres creó una cooperativa en Galicia para dar formación a hombres y mujeres del sector pesquero.

    Telefónica es, según una sentencia del Juzgado de lo Social número 12 de Barcelona, responsable de un sistema de subcontratación irregular en el que mantiene falsos autónomos.

    Navarra Ernaizu, una empresa de iniciativa social del valle de Basaburua, da trabajo a 16 mujeres.

    Los falsos autónomos han aumentado un 20% desde 2009, pese a las pequeñas luchas sindicales que van revelando relaciones de trabajo encubiertas y generalizadas.

    Condicions específiques en la contractació pública permeten anar canviant la cultura empresarial.

    Condiciones específicas en la contratación pública permiten ir cambiando la cultura empresarial.

    Sin patria: Los grandes poderes no entienden de fronteras ni de naciones.

    Eventos: Madrid, Barcelona, Zaragoza y otras ciudades españolas celebran sus ferias de Economía Solidaria con miles de participantes.

    Páginas