Indicadores

  • La pandemia ha agravado la desigualdad en toda Europa. El indicador P90/P10, que mide la relación entre la distribución de  ingresos en la franja de la población con rentas más altas y la que tiene rentas más bajas, ha aumentado el 21,1% de media, según  la Organización Internacional del Trabajo (OIT). 

    El 25,7% de las trabajadoras españolas cobra un sueldo equivalente al salario mínimo, que este año en España es de 950 euros brutos al mes, en 14 pagas al año. Solo cobra esa cuantía un 11,1% de los hombres que, en cambio, cobran en mayor proporción los salarios más altos, según la última Encuesta Anual de Estructura Salarial del Instituto Nacional de Estadística (INE).

    Es el número de personas que han desaparecido o muerto intentando alcanzar España en patera entre enero y junio, casi el mismo que en todo 2020 (2.170), según la ONG Caminando Fronteras. La ruta canaria en la frontera occidental euroafricana es la más trágica.

    Una de cada tres personas con discapacidad está en riesgo de pobreza y exclusión en la Unión Europea. De media, en el resto de la población la proporción baja a dos de cada tres. Las posibilidades de sufrir carencia material, riesgo de pobreza y baja intensidad laboral —que se reflejan en el indicador AROPE— están relacionadas con la edad. 

    Los hogares españoles suelen ser menos ahorradores que los de la mayoría de países de la eurozona.  Pero en 2020, primer año de la pandemia, el confinamiento, las restricciones y la incertidumbre sobre el futuro hicieron que  la proporción de la renta bruta disponible dedicada al ahorro confluyera con la de la eurozona pese a partir de niveles distintos.

    La crisis de la covid-19 se deja notar en la cantidad de particulares que, viéndose incapaces de pagar sus deudas, presentan un concurso de acreedores. Solo en el cuarto trimestre de 2020 fueron 1.045 las personas físicas sin actividad empresarial que emularon a las sociedades y declararon su insolvencia. Es la mayor cifra en 15 años registrada en un solo trimestre. 

    La expansión financiera fue gasolina para la expansión del ladrillo,  lo que en 2008 se tradujo en una red sin parangón de 45.700 oficinas bancarias. Pinchó la burbuja, se iniciaron las fusiones y 2021 empezó con 22.589 sucursales, la mitad. En cuanto a las personas empleadas en la banca, los últimos datos disponibles (2019) arrojan una cifra de 181.575, casi 100.000 menos que en 2008. 

    Es la cuantía mínima en que aumentará el déficit público debido a que Abertis (ACS, de Florentino Pérez, y Atlantia) será compensada al vencer la concesión de la autopista AP-7 Tarragona-La Jonquera en agosto.

    En el primer año de pandemia la paralización total y parcial de la actividad hizo  que las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI), la mayoría de ellas de CO2, disminuyeran el 17,9% respecto de las del año anterior. Es un retroceso nunca registrado hasta ahora, en un año en el que la economía reculó el 10,8%. Según la estimación del Observatorio de Sostenibilidad, la caída es del 11% y del 42% respecto a los dos años de referencia, 1990 y 2005, respectivamente. 

    La producción de vacunas contra la covid-19, cuya existencia parecía  impensable hace un año, ha tomado carrerilla en todo el mundo. Al cierre de marzo pasado, la vacuna  fabricada en mayor medida era de la alianza Pfizer-BioNTech, (119 millones), seguida de la china Sinovac (91 millones), AstraZeneca (83 millones), Moderna (61 millones), Sinopharm (38 millones) y Sputnik (10 millones). 

    Páginas