Indicadores

  • Cada vez trabajamos más rodeados de robots, o con su ayuda. La automatización en la industria se acelera. En 2016, en los países desarrollados se contabilizaban 74 robots industriales por cada 10.000 personas trabajadoras. En 2020, la cifra aumentó el 57%, hasta 113.  En España, el salto ha sido del 21,6%, con 191. En 2019, en España se instalaron 3.800 unidades; en China, 140.500.

    El campo español ha perdido dos millones de personas ocupadas desde 1976, según un estudio de Funcas. Y no solo eso. Uno de los elementos que mide el riesgo de exclusión social es la proporción de hogares con baja intensidad de empleo (aquellos cuyos miembros en edad de trabajar lo hicieron menos del 20% de su potencial de trabajo). Tras la crisis de 2008 aumentó mucho. Pese a la mejoría posterior, la diferencia entre la situación en las zonas urbanas y rurales, en detrimento de las segundas, se ha cronificado.

    Son los millones de kilos de alimentos y bebidas que se tiraron a la basura en España en 2019, según el Ministerio de Agricultura, un 1% más que en 2018. Es el 4,7% de los que compramos. El aumento del desperdicio alimentario en 2018 había sido del 8,9%.

    Los precios de la vivienda van a la baja, y más si hablamos de pisos nuevos. Llevan 25 trimestres de subida, pero el incremento se ha ido moderando y la pandemia ha acentuado la tendencia. Así lo refleja el Índice de Precios de Vivienda (IPV), que mide la tasa de variación interanual. La evolución en el periodo abril-junio fue la más baja en cinco años. Con el desplome de las compraventas, el sector espera bajadas del 10% o  más en los próximos meses.

    La crisis del coronavirus ha destruido más empleo entre la población más joven y, además, en el momento en el que ha empezado a reactivarse la actividad, la proporción de empleo que se ha ido recuperando ha sido mayor entre las personas de más de 40 años. Así lo reflejan los datos de la Seguridad Social correspondientes al periodo de mayo a agosto: en la población de menos de 39 años, los empleos recuperados supusieron el12% de los perdidos; entre los de más de 40, se recuperó el 34% de los empleos destruidos.

    Son los euros de los fondos reservados que, según la investigación judicial de la Operación Kitchen, cobró Sergio Ríos, alias "el cocinero" y chófer del extesorero del PP Luis Bárcenas, a cambio de espiarle y lograr papeles comprometedores para el partido.

    El sector turístico, el más afectado por la pandemia, tiene gran poder de arrastre. Según el Banco de España, por cada euro que factura esta actividad, 32 céntimos corresponden a la industria de alimentación y bebidas y 10 a los servicios inmobiliarios. Son dos de los mayores proveedores del turismo, como  muestra el gráfico.

    Los gobiernos europeos se han apresurado a apoyar a las empresas facilitando préstamos, pagos de cotizaciones o ayudas, según los casos. Se habla mucho de endeudamiento público, pero el privado es más elevado aún, salvo en Grecia e Italia. Irlanda, el caso más grave, digiere aún la crisis financiera. Las compañías menos endeudadas tendrán mayor capacidad de encajar el golpe. 

    Son los millones de euros que la ciudadanía guarda en pesetas, sin canjear por euros. En pesetas suman 266.883 millones, según el Banco de España. Este calcula que el 45% del total nunca se canjeará, por coleccionismo, pereza o salida del país por turismo.

    La pandemia acelera la tendencia a la digitalización de la sociedad y de las empresas. Al menos, la idea de que hay que subirse al tren surge en cualquier debate empresarial o sindical. Pero la proporción de la formación programada por empresas relacionada con las nuevas tecnologías es muy baja: capta  al 3% de todos los participantes.

    Páginas