Compra

  • La pugna entre las inyecciones y los contagios provocados por las nuevas variantes determinará la evolución de la pandemia los próximos meses.

    Estoy mirando un anuncio inmobiliario. Se trata de un piso “maravilloso” y “exclusivo” (eso dice el anunciante) con una extensión de 58 metrazos, vistas a un muro y con medios de transporte muy cercanos: está entre las vías del tren y una carretera, en las afueras de una gran ciudad. El alquiler cuesta 960 euros. Una ganga. Teniendo en cuenta que el salario medio en España es de 1.700 euros brutos mensuales, el ciudadano medio puede permitirse tranquilamente residir en ese piso “maravilloso” y “exclusivo” y, además, comer pan y fideos hasta hartarse.

    Los precios de la vivienda van a la baja, y más si hablamos de pisos nuevos. Llevan 25 trimestres de subida, pero el incremento se ha ido moderando y la pandemia ha acentuado la tendencia. Así lo refleja el Índice de Precios de Vivienda (IPV), que mide la tasa de variación interanual. La evolución en el periodo abril-junio fue la más baja en cinco años. Con el desplome de las compraventas, el sector espera bajadas del 10% o  más en los próximos meses.

    El índice de accesibilidad calcula la relación entre el poder adquisitivo real de un ciudadano medio y el poder teórico que esta necesita en teoría para comprar una vivienda media. La estimación parte de los ingresos brutos anuales según el Instituto Nacional de Estadística y deduce la parte máxima del salario destinada a costear una hipoteca.

    Hábitat 3: La fundación ha reorientado su actividad hacia la compra de viviendas y la búsqueda de pisos privados ante la falta de colaboración de la banca.

    Es el porcentaje de caída de la compraventa de viviendas en el último trimestre de 2018 respecto del trimestre anterior. Con relación al año anterior, la caída fue del 7,4%. Son datos del Colegio de Registradores, que atribuyen la caída a la incapacidad de las familias para soportar las subidas de precios de los pisos. 

    Por (Director fundador y editorialista de Alternativas Económicas)
    Diciembre 2018

    Lo peor de la crisis financiera en España han sido los cientos de miles de familias que se han visto expulsadas de sus casas. Esta realidad ha quedado bien acreditada en diferentes estadísticas oficiales y a lo largo de las numerosas comparecencias en la Comisión de Investigación sobre la Crisis Financiera desarrollada en el Congreso de los Diputados.

    Alquileres por las nubes, paro juvenil persistente en un 34,6%, empleo precario, más allá de la formación, y emigración. El cóctel de frustración en el que vive el segmento más joven de la población es explosivo. El Gobierno ha prometido un plan de choque específco para la juventud. El reto es enorme.

    POLÍTICA: Para que las élites sigan acumulando riqueza les sobra media humanidad.

    Por (Director fundador y editorialista de Alternativas Económicas)
    Mayo 2018

    La crisis está sacando lo peor de las entidades financieras. La lista de malas prácticas y productos tóxicos es interminable hasta aburrir y mantiene los juzgados atiborrados. Hemos conocido las participaciones preferentes, las obligaciones subordinadas, las cláusulas suelo, los índices IRPH de las hipotecas, los gastos hipotecarios, los swaps y las cláusulas abusivas que facilitan los desahucios.

    Páginas