Editorial

  • Estos cuarenta años han sido los mejores de los últimos trescientos años de la historia de Catalunya”. Esto es lo que comenta entre sus próximos Santi Vila, consejero de Empresa y Conocimiento del Gobierno de la Generalitat, presidido por Carles Puigdemont.

    La espiral de la grave crisis política a la que se ha visto arrastrada España a raíz del proceso independentista de Catalunya preocupa seriamente a la Unión Europea. En pocas semanas, el conflicto catalán se ha convertido en el principal problema de España y se está configurando como un amenazante peligro para Europa. 

    España entera se halla conmocionada por los terribles atentados yihadistas registrados en Barcelona y Cambrils los pasados 17 y 18 de agosto que han segado la vida de numerosos inocentes de distintos países. Es difícil imaginar que una atrocidad tan inmensa no vaya a tener un impacto profundo y duradero en nuestras vidas.

    La debacle del Banco Popular, con sus más de 300.000 perjudicados que han perdido todo su dinero, nos lleva a evocar la estafa de la salida a bolsa de Bankia en 2010. Una operación que atrapó a 347.000 accionistas, la inmensa mayoría ahorradores de las antiguas cajas de ahorros.

    La aplastante victoria de Pedro Sánchez en las elecciones primarias del Partido Socialista Obrero Español, (PSOE) supone un cambio sustancial en el funcionamiento del partido, que ha devuelto el poder a los afiliados. La voluntad de los militantes se ha impuesto y reconocido el valor de quien ha resistido.

    Los presupuestos del Estado que ha presentado el Gobierno para 2017, con seis meses de retraso, constituyen una buena muestra del escaso interés del Ejecutivo para adaptar las cuentas públicas a las urgentes necesidades de los ciudadanos más vulnerables.

    La historia oficial del proyecto europeo empezó en marzo de 1957 con el Tratado de Roma firmado por seis países, Alemania, Francia, Italia, Holanda, Bélgica y Luxemburgo. Sus principales promotores, Jean Monnet, Konrad Adenauer, Robert Schuman, Alcide de Gasperi, Altiero Spinelli y Paul-Henri Spaak.

    En los últimos meses se han sucedido varias resoluciones judiciales del Tribunal Supremo y del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) de Luxemburgo, que suponen un serio varapalo a los abusos bancarios. La última resolución del Tribunal Supremo del pasado 15 de febrero acordó la la retroactividad total de la nulidad de las cláusulas suelo.

    La acumulación de condenas judiciales por los cobros indebidos en distintos tipos de abusos ha puesto al descubierto que una parte de los ingresos de las entidades financieras y, por lo tanto, de sus beneficios han sido ilícitos. 

    Por (Director)
    Diciembre 2016

    En el invierno de 1954, la muerte de una mujer congelada en la calle consternó a los ciudadanos de París. El acontecimiento espoleó la lucha contra la pobreza energética que cada vez fue tomando más relevancia en varios países europeos.

    Páginas